Inicio > Blogs de Badalona > Calcular la división

Calcular la división

Viendo con cierta perspectiva los primeros 12 meses del gobierno de Garcia Albiol en Badalona, una de las principales conclusiones que podemos observar es que la mayoría de sus medidas políticas han generado división o enfrentamiento en la sociedad de Badalona.

La lista de ejemplos de medidas que han generado malestar, división y profundas discrepancias, es larguísima. Empezando por la polémica de la Diada Nacional de Catalunya, pasando por la división interna en la Guardia Urbana, el enfrentamiento con las entidades de Llefià por el uso del Centro Cívico Torre Mena, el enfrentamiento con los trabajadores de Badalona Comunicació, con las señoras de la limpieza de FCC, con todos los trabajadores municipales, con las entidades juveniles, con la Generalitat de Catalunya y las entidades por el Consorci Badalona Sud, con toda la Comunidad Educativa por los libros gratis,  con los vecinos del Mas Ram por el Mercadona, con los vecinos de Canyadó por el párking de 700 plazas sin consenso ni estudio de movilidad….etc y no estoy nombrando enfrentamientos o discrepancias políticas entre partidos, sino medidas que dividen y enfrentan a la sociedad consigo misma y con el gobierno, consiguiendo así crispación social.

Obviamente, las fuerzas políticas de la oposición generan sus posicionamientos políticos apoyando, o no, en mayor o menor medida a esa parte de la sociedad de Badalona que se siente menospreciada o dejada de lado por el gobierno, y en función del margen de maniobra que tiene la oposición (un pleno ordinario, o forzando un pleno extraordinario, o haciendo valer su peso político en otras administraciones) actúa defendiendo los intereses de esta parte de la sociedad.

Lo que más llama la atención es el total descaro con que el Partido Popular está tratando a los ciudadanos. Cualquier gobierno en minoría, que además es la primera vez que está gobernando, lo que haría sería administrar buscando consensos sociales y consensos políticos e intentar contentar lo máximo posible a los ciudadanos, teniendo en cuenta incluso, que se puede entender que la situación de crisis lo hace todo más difícil. Pero no, aquella máxima en política de las noches electorales que dice “gracias a los que me habéis votado, y a los que no, gobernaré para todos los ciudadanos” en el caso de Badalona no existe. En Badalona se está gobernando para unos cuantos, se está gobernando para 26.890 personas (y cada vez menos).

Llegados a este punto, cabe plantearse, ¿El Partido Popular sabe lo que está haciendo? Está claro que quieren volver a ganar las próximas elecciones, como todas las fuerzas políticas, pero la cuestión es  ¿Quién espera que le vote en 2015?

Lo que parece claro es que la división social que está generando en Badalona para el PP no es trivial ni casual, al contrario, está medida y provocada. Responde a una estrategia consistente en despreciar a aquella parte de la sociedad que piensa que nunca les ha votado ni les votarán. Y por otra parte, pasa por contentar a sus votantes y generar más votos a través de las campañas mediáticas basadas en la seguridad, en medidas populistas fundamentadas en un ideario xenófobo, y en acciones que pueden gustar a cierta parte de la población alejada de las grandes reflexiones de ciudad (como hacer 3.200 pisos en vez de 2.000 en la zona del Gorg).

El Partido Popular está cometiendo un grave error. El desgaste electoral de gobernar para unos cuantos siempre será mucho más elevado que el rédito electoral que ganará contentando a unos pocos.

Y por supuesto, es trabajo de la oposición apoyar a toda esta parte de sociedad que está siendo despreciada por el gobierno municipal, a la vez que hacer un trabajo incansable por explicar a la ciudadanía la realidad de las “medidas estrella” del alcalde Albiol, esas medidas que aparecen sesgadas, mal explicadas y sin contrastar en grandes medios de comunicación.

Pero la población de Badalona es madura para ver con sus propios ojos la realidad.  Para ver como las únicas inauguraciones que se hacen en Badalona son proyectos del anterior gobierno, empezando por el fantástico nuevo paseo marítimo que llegará hasta el puerto y acabando por la reurbanización de las calles Zaragoza y Guifré.

Los ciudadanos vemos como sólo hay interés por el desarrollo urbanístico cuando hay detrás una entidad como BANKIA. Los ciudadanos también vemos como el concepto de “poner orden” en la ciudad pasa por nombrar a un miembro ultraderechista del PP (cesado por la propia dirección del PP de Barcelona) para dirigir la televisión pública de todos, o  por la contratación de hijos de coordinadores del Partido Popular, o por el nombramiento de maridos de regidoras del gobierno para dirigir empresas municipales.

Los ciudadanos no sabemos si la multa de 2 millones de euros, impuesta ayer a los propietarios del edificio Roma, será algún día cobrada por el Ayuntamiento (ya les digo yo que no), pero lo que sí sabemos es que el PP ha impedido en el Parlament de Catalunya la construcción de una nueva escuela en Montigalà.

Y sabemos que el paro ha llegado este mes de mayo a su máximo histórico en la ciudad, 23.414 vecinos de Badalona desocupados. El Partido Popular, Albiol (sin políticas de ocupación local) y Rajoy (con la reforma laboral) han contribuido en un 10% más a la desocupación de Badalona, mientras el alcalde sigue recordándonos a todos que la ocupación es a una de sus prioridades, falso. La misma prioridad que expresó ayer en rueda de prensa volviendo a utilizar la xenofobia, al decir que quiere expulsar a los gitanos rumanos de Badalona, cuando con él de alcalde, ha sido la comunidad que más ha crecido en Badalona, un 20%, cuánta hipocresía.

Al Partido Popular le gustaría que los ciudadanos fueran ajenos a todo, y que vivieran en una burbuja contentos por poder aparcar para ir a la playa o a la discoteca en vehículo privado (hacer botellón si se tercia), vivir en un económico piso de 45 metros cuadrados en una zona masificada y sin servicios, y con la alegría de dejar a un niño de Zamora o de Camerún sin beca comedor porque sólo lleva 3 años y medio viviendo en Badalona.

Esa es la sociedad que quiere el Sr. Albiol, y el Partido Popular, pero esta no es la sociedad de Badalona.

Atentamente y a título personal,

Christian Carneado

Anuncios
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: