Archivo

Archive for 25 enero, 2012

Jo també en sóc

El Alcalde Garcia Albiol está decidido a aplicar su minoría absolutista municipal sobre Badalona Comunicació, es decir, Televisió de Badalona, Ràdio Ciutat y la Revista Bétulo. Los medios de Comunicación públicos de Badalona y sus 66 trabajadores están en el punto de mira del alcalde, que exige un consejo de administración político para poder controlar la información, y podría tener la intención de despedir al personal que no comulgue con su línea mediática. Esta situación cuenta con el apoyo inexplicable de CIU, que parece estar pagando un alto precio por gobernar el Distrito I.

Para que se entienda bien este tema y se pueda juzgar con criterio, voy a explicar detenidamente el estado de la cuestión:

Debido a la veloz evolución tecnológica de los medios audiovisuales en los últimos 10 años, se había producido una fragmentación legislativa que impedía su correcta regulación. Es por ello que la Generalitat de Catalunya en el año 2005 decide ordenar mediante ley todo el espacio audiovisual de Catalunya con el fin de garantizar una marco legislativo común y claro, que garantice la pluralidad y objetividad de los medios públicos autonómicos y locales. Dicha Ley es la Llei 22/2005, de 29 de desembre, de la comunicació audiovisual de Catalunya.

La Llei 22/2005, garantiza a través de su artículo 33 punto 2, que los consejos rectores de los medios audiovisuales sean elegidos por 2/3 del órgano plenario correspondiente.

Art. 33 punt 2: Correspon al ple, l’assemblea d’electes o l’òrgan plenari corresponent el nomenament  per majoria qualificada de dos terços dels màxims responsables de la gestió del servei, d’acord amb el que estableixi el reglament d’organització i funcionament del servei. Aquest nomenament s’ha de fer a partir de l’informe preceptiu d’un consell de naturalesa consultiva i assessora, que ha d’avaluar la capacitat, el mèrit i la idoneïtat dels candidats. Els conflictes que derivin de l’aplicació del reglament d’organització pel que fa a aquests nomenaments poden ésser remesos al Consell de l’Audiovisual de Catalunya perquè hi exerceixi la mediació, tot respectant l’autonomia local i sens perjudici de les mesures administratives aplicables. […]

Toda la normativa que emana de esta ley, debe ser adaptada a la normativa municipal de cada ayuntamiento que disponga de medios audiovisuales. En el caso del Ayuntamiento de Badalona, el Pleno del 22 de diciembre de 2009 adaptó la normativa municipal modificando el REGLAMENT REGULADOR DEL SERVEI PÚBLIC DE COMUNICACIÓ DE L’AJUNTAMENT DE  BADALONA, quedando los artículos que nos ocupan, de la siguiente manera:

Art.10 punt 1: El membres del Consell d’Administració seran nomenats amb en vot favorable de 2/3 dels membres del Ple de l’Ajuntament de Badalona, prèvia emissió de l’informe preceptiu del Consell Consultiu i Assessor de la societat gestora municipal, que avaluarà la capacitat, mèrit i idoneïtat dels candidats/es proposats per la Junta de portaveus.

Art.10 punt 2: En cas que el nomenament d’algun o algunes candidats/es proposats obtingués el vot majoritari, però inferior a 2/3, es remetrà l’expedient al Consell de l’Audiovisual de Catalunya per tal que formuli una proposta al Ple.

En el Pleno municipal del pasado 20 de diciembre, el grupo municipal del PP presentó una propuesta de renovación del Consejo de Administración de Badalona Comunicació al Pleno, siendo cuatro de los siete miembros propuestos (por tanto, mayoría) cargos políticos que no cumplen méritos, capacidad, idoneidad, pluralidad e imparcialidad.

La propuesta de Consejo debería ir acompañada de un informe preceptivo del “Consell Consultiu i Assessor”, como así consta en el reglamento regulador municipal:

Art. 21 punto 2: Són funcions del Consell Consultiu i Assessor:

a)      Emetre l’informe preceptiu sobre la capacitat, mèrit i idoneïtat dels candidats a ser membre del Consell d’Administració i Director General de la societat gestora, en el termini màxim d’un mes des del seu requeriment, de conformitat amb els articles 11.1 i 15.1 d’aquest reglament

Esta propuesta elevada al Pleno tiene que ser aprobada por 2/3 de los miembros, es decir, por al menos 18 regidores. Por consiguiente el PP (11 regidores) está obligado a pactar la reforma del Consejo exclusivamente con el PSC (9 regidores), puesto que ICV-EUiA (3) es muy difícil que apoye juntamente con CIU la propuesta del PP.

Albiol no pacta la propuesta con el PSC, y sorpresa para todos, CIU vota favor. El por qué CIU vota a favor de un Consejo parcial y político, que da todo el poder al PP y que puede suponer el despido de muchos trabajadores, sin pedir una plan de viabilidad económica, como hace a posteriories una buena pregunta.

Ante esta extraña estrategia de Albiol i Falcó, el PSC (en vista que el alcalde no se ha dignado a hablar con su grupo municipal, no ha presentado un plan de viabilidad para la empresa pública, ni ha garantizado los puestos de trabajo) vota en contra de la propuesta. 

Llegados a este punto, Albiol lanza su primera amenaza, o se vota su propuesta o cierra la Radio y Televisión públicas. Realmente es una forma de gobernar en minoría nunca vista, sin duda, es toda una evolución de la geometría variable.

Siguiendo el Reglamento municipal (Art. 10  punto 2) Albiol remite el expediente al Consell  de l’Audiovisual de Catalunya (CAC) para que ejerza su papel de mediador y así desbloquear la renovación del Consejo de Administración.

El CAC se reúne el 18 de enero, y simplemente analiza la Llei de la comunicació audiovisual de Catalunya y el REGLAMENT REGULADOR DEL SERVEI PÚBLIC DE COMUNICACIÓ DE L’AJUNTAMENT DE  BADALONA, y dictamina:

Primer. Recomanar que s’efectuï el nomenament dels 3 representants del Consell de Ciutat al Consell Consultiu i Assessor de Badalona Comunicació, SA en els termes que estableix l’apartat 4 de l’article 33 de la Llei de la comunicació audiovisual de Catalunya i de l’article 20.2 del Reglament regulador del servei públic de comunicació audiovisual de l’Ajuntament de Badalona, per tal que pugui elaborar l’informe preceptiu corresponent.

Segon. Proposar que s’estableixin els criteris objectius que han de fonamentar la capacitat, el mèrit i la idoneïtat dels candidats proposats per formar part del Consell d’Administració de Badalona Comunicació, SA i que s’incorpori a l’expedient administratiu la justificació o la motivació que, si s’escau, empari la pertinència d’aquests nomenaments.

Tercer. Proposar que es realitzi una nova proposta en relació amb aquelles candidatures a membre del Consell d’Administració que no han assolit el quòrum dels 2/3 del Ple municipal, tot evitant que, de forma majoritària, ostentin un càrrec electe o de lliure designació a l’Ajuntament de Badalona.

En palabras muy sencillas: Lo que el CAC le dice al gobierno de Badalona es que cumpla su propio reglamento de medios audivisuales. Es decir, Sr. Albiol:

  • Para que pueda haber un informe preceptivo del Consell Consultiu i Assesor, primero este Consell debe estar constituido correctamente y deben estar nombrados los tres miembros del Consell de Ciutat. Puesto que por primera vez en muchos años el alcalde de Badalona no ha convocado al Consell de Ciutat, los tres miembros del Consell Consultiu i Assessor no se han nombrado.
  • Según indica el propio reglamento municipal y la Llei de l’Audiovisual de Catalunya, para garantizar la pluralidad e independencia de los medios de comunicación, se deben establecer criterios objetivos de capacidad, mérito y idoneidad de los miembros propuestos, y que a su vez estos para garantizar su independencia no deberían ser políticos del PP.

El dictamen del CAC es de puro sentido común, y además se sustenta exclusivamente en nuestra propia normativa municipal.

El alcalde Albiol, que ha pedido al CAC un dictamen mediador, y que ha recibido por respuesta que aplique la normativa de su propio Ayuntamiento, amenaza que va a denunciar al CAC porque no le ha gustado el dictamen. Es increíble. La reacción de Albiol es kafkiana.

Ante esta situación la respuesta de Ferran Falcó es manifestar que respeta la decisión del CAC (faltaría más), pedir al gobierno municipal un plan de viabilidad económica, instar a Albiol a desprenderse de un representante político de su propuesta de Consejo, y considerar que “el proceso no puede empezar de cero”, esto último significa que Ferran Falcó no cree conveniente que se convoque el Consell de Ciutat para nombrar a los tres miembros del Consell Assessor, o lo que es lo mismo, pide implícitamente que se incumpla un Reglamento que él mismo aprobó en el 2009 estando en el gobierno municipal.

¿Lo normal no sería que el Partido Popular velara por el cumplimiento de la normativa municipal y negociara con el PSC, que es el único partido que por si mismo puede dar los 2/3 a la propuesta? Y así englobar el acuerdo en el marco de un pacto de ciudad.

 En este sentido, la posición de Jordi Serra (PSC) es realmente la única con sentido común, que tal y como detalla en una reciente nota de prensa, el PSC tan sólo dará apoyo a una propuesta que se ajuste al Reglamento municipal, que garantice los 66 puestos de trabajo e incluya un plan de viabilidad económica. Lógico y sensato.

Ante esta situación, García Albiol ha decidido saltarse los procesos legales, de negociación política y de participación ciudadana, y con una actitud totalmente autoritaria quiere presentar al Pleno una modificación presupuestaria que reduzca al 50% el presupuesto asignado a Badalona Comunicació, esta huida hacia delante conllevaría una situación que puede acabar con la suspensión de pagos de Badalona Comunicació en pocos meses, y su desaparición.

Convergència i Unió ha votado a favor de muchas propuestas del gobierno popular, pero en esta ocasión, si CIU apoya esta medida mezquina, estará acabando con Badalona Comunicació, con todos sus trabajadores,  con un medio de comunicación que ha ayudado a la vertebración social,  y que forma parte de todos los hogares de Badalona.

Atentamente,

Christian Carneado

A %d blogueros les gusta esto: