Archivo

Archive for 29 junio 2011

¿Quién ha votado al PP en Badalona?

En el presente artículo voy a analizar detenidamente la victoria del Partido Popular en Badalona en las pasadas elecciones municipales. Para no herir sensibilidades, voy a hacerlo de la manera más pragmática y científica posible.

El partido de Xavier García Albiol, ha ganado en 28 de los 34 barrios, obteniendo 26.890 votos. Para entender la magnitud de la victoria popular tenemos que comparar los resultados de nuestra ciudad con los resultados de los municipios vecinos, y con los resultados del resto de municipios (asimilables socioeconómicamente a Badalona) del área Metropolitana de Barcelona.

Para no perdernos en muchos datos estadísticos vamos a analizar dos variables cruciales para el análisis:

  1. El porcentaje de votos del Partido Popular (PP) en Badalona y nuestro entorno
  2. El porcentaje de votos de Plataforma per Catalunya (PxC) en Badalona y nuestro entorno

Las ciudades elegidas para la comparativa son las siguientes: Santa Coloma de Gramenet, Sant Adrià del Besós, L’Hospitalet de Llobregat i Cornellà de Llobregat.

Tenemos que tener en cuenta que:

  • La media de porcentaje de votos obtenidos por el PP en las ciudades de estudio del área Metropolitana es del 17,01%  y,
  • La media de porcentaje de votos de PxC en las ciudades de estudio es del 6,67 %

Con estos datos queda demostrado que el PP  en el área Metropolitana presenta un porcentaje de VOTO ESTRUCTURAL del 17%, es decir, es el porcentaje de votantes que en condiciones normales hubiera votado al PP en Badalona. Sobre un total de 81.370 votantes en las pasadas elecciones municipales, el PP hubiera obtenido 13.833 votos.

[26.890 votos totales –  13.833 votos estructurales] = 13.057 votos “adicionales”

Y en la explicación del porqué de los votos “adicionales” está el quid de la cuestión para la próxima legislatura, y las próximas elecciones municipales del 2015.

El Partido Popular ha obtenido 13.057 votos provenientes de tres grupos de votantes:

  • Votantes de ultraderecha: son aquellas personas que de no ser por el discurso ultraconservador de Xavier Garcia Albiol, hubieran votado a Plataforma por Catalunya.
  • Votantes que ejercen el “voto de castigo” o “voto de cambio”. Son aquellos que por pocos o muchos motivos están  descontentos con el gobierno de la ciudad, y ejercen su voto desde el sentimiento anti gobierno, más que des de su apoyo ideológico al PP. O simplemente creen que el Ayuntamiento necesitaba un cambio.
  • Votantes convencidos por alguna de las “promesas electorales”. Son aquellos votantes que atraídos por los libros gratis o la expulsión de inmigrantes a las ciudades vecinas, por ejemplo, han decidido votar al PP. También sin una carga ideológica destacable.

El primer grupo, el de votantes de ultraderecha, lo podemos contabilizar fácilmente. La media de votantes de PxC en las ciudades de estudio es del 6.66 %, mientras que en Badalona el porcentaje de voto ha sido del 1,66 %. La diferencia entre 6,66 % y 1,66 %, nos está indicando el porcentaje de voto de ultraderecha que ha apoyado en Partido Popular en Badalona. En efecto, la diferencia es de un 5 %, que traducido en votos significa que 4.068 personas con tendencia ultraconservadora han apoyado a Xavier García Albiol.

Recapitulemos:

[13.833 votos estructurales + 4068 votos de ultraderecha] = 17.901 votos

[26.890 votos totales al PP – 17.901 votos estructural y ultraderecha] = 8.989 votos

8.989 votos correspondientes a las tendencias de CAMBIO, de CASTIGO y a los votantes convencidos por las PROMESAS ELECTORALES.

Para la oposición, es en este grupo de aproximadamente 9.000 votantes donde estará la clave de la legislatura y de las elecciones del 2015. Las fuerzas progresistas, encabezadas por el líder de la oposición, Jordi Serra, deben ser capaces de ofrecer una respuesta válida para captar esa bolsa de 9.000 votos no ideológicos, a la vez de hacer una profunda reflexión (sobretodo ERC i ICV-EUiA) sobre porqué se han perdido esos votos. Asimismo, dentro de este grupo de votantes, también encontraríamos un sector de votantes conservadores que habían dado su apoyo a CiU en el 2007, y que después de cuatro años han decidido votar a los populares.

Por su parte, el Partido Popular lo va a tener muy difícil para poder repetir un resultado como el actual, por un lado porque tiene más de 4000 votos que los ha conseguido con una política que ha avanzado por la cuerda floja de la xenofobia, y que una vez en el poder, se va a ver obligado (como ya estamos viendo)  a moderar su discurso, de manera que o mucho cambian las cosas, o PxC recuperará su espacio tristemente natural, restándole votos directamente al Partido Popular de Badalona en las próximas elecciones.

Por otro lado, el PP va a tener también muy complicado mantener esa bolsa de 9.000 votos adicionales: porque surgirán nuevos votantes que pidan cambio por estar descontentos (administrar desgasta a todos); porque le va a ser imposible cumplir con algunas promesas electorales (expulsar inmigrantes delincuentes), y porque otras promesas las cumplirá tarde y de manera cuestionable, como libros gratis, que los prometió para el curso 11/12, y ya ha anunciado su incumplimiento, y cuestionable porque es una medida injusta puesto que no tiene en cuenta las rentas familiares. Las ayudas las tienen que recibir las familias que lo necesiten,  universalizar una ayuda es convertirla en injusta.

Las fuerzas progresistas de Badalona, y en especial el PSC, no deben dejar pasar la oportunidad de renovar fuerzas e ideas, porque la antigua disputa entre la izquierda y la derecha no ha hecho más que empezar. Las mentiras y falsas verdades tienen un recorrido muy corto en política (a veces incluso de menos de cuatro años). Si las fuerzas de la derecha en toda su amplitud (incluso nacionalista) se han unido en Badalona, es momento de ver un PSC renovado y ambicioso, aceptando el liderazgo como máxima fuerza política de la izquierda (reforzada con un aumento de votos), que sea capaz de aglutinar un amplio espectro de la izquierda progresista en Badalona. Unir sentimientos y sensibilidades, y dar respuestas reales a las demandas de los vecinos desde la izquierda, pero sin caer en eufemismos carentes de efectividad.

En estos dos primeros artículos he procurado hacer un análisis general de la situación política después de las elecciones, centrando el “zoom” en los resultados del Partido Popular para entender mejor su victoria en las urnas. En el próximo post hablaré de los pactos post-electorales y del papel jugado por CDC y UDC en las negociaciones, así como los efectos posteriores que tendrán las alianzas.

Atentamente,

Christian Carneado

Anuncios

Badalona: ciudad sin patrón

Hoy hace un mes que la mitad de los ciudadanos de Badalona elegimos a nuestros representantes en el Ayuntamiento. Una vez constituido el Consistorio, es tiempo de realizar una primera valoración.

Toda elección tiene un contexto. Mientras en toda Catalunya el resultado global de las elecciones estuvo marcado por la perdida votos del PSC, el aumento de votos de CIU y la irrupción de PxC con mucha fuerza en el área Metropolitana, en Badalona los vecinos decidimos romper el molde, no seguir el patrón catalán, ser el punto disperso, de manera que en nuestra ciudad el PSC sube en votos, CIU baja (perdiendo incluso un regidor), PxC no obtiene representación, y el PP gana las alecciones de manera clara y contundente por primera vez en la historia en una ciudad catalana de más de 50.000 habitantes.

Estos resultados son fruto de una situación compleja, en la que han intervenido múltiples y diversos factores que intentaré sintetizar a continuación:

  • La mezcla de la crisis económico-financiera y la inmigración, ha resultado un caldo de cultivo excepcionalmente difícil de gestionar desde las administraciones en general, y en tiempo electoral resulta una arma muy eficaz para cualquier oposición sin sentido de estado, región o ciudad.  En nuestro caso, el PP de manera electoralmente inteligente ha sabido lanzar a su candidato más allá de la derecha, manteniendo la marca de partido anclada en el simple conservadurismo (postura legitimada por CIU a través de sus pactos estables en la Generalitat y el mismo Ayuntamiento de Badalona). Con esta estrategia ha ahogado las opciones de la ultraderecha, llevándose al menos 3 de sus 11 regidores que en condiciones tristemente normales hubiera conseguido PxC y, a la par, seguramente, consiguiendo una “buena conciencia” de voto entre este electorado.
  • Pese a que creo firmemente que el PSC i CIU han hecho muy buen trabajo en la pasada legislatura, el retroceso de CIU en votos y regidores es difícil de explicar, puesto que por un lado como partido presentaban una dinámica alcista desde las pasadas elecciones autonómicas (como ha ocurrido en toda Catalunya) y por otro lado han realizado muy buen trabajo en sus áreas de gobierno municipal. ¿Cuál es el motivo entonces? En CiU creen que han perdido votos por gobernar con el PSC… pero entonces si fuera un castigo al gobierno el PSC también hubiera bajado votos. Pienso que el motivo principal de esta reducción de votos es que CIU, en los pactos de gobierno del 2007, optó por “luchar” cara a cara con el PP dirigiendo las áreas de Seguridad (Guardia Urbana), Immigración y el distrito 6 (Sant Roc, Remei, Artigues y la Mora). Como he comentado anteriormente CIU no ha podido plantear batalla desde el gobierno, y el PP le ha ganado en su terreno, con lo cual a ojos de los votantes el trabajo de CIU en estas áreas de Gobierno ha resultado insuficiente. Este aspecto, combinado con la atomización del voto nacionalista, ha acabado por aguar la fiesta a CIU en Badalona, que esperaba subir igual que sus compañeros en el resto de pueblos y ciudades, y que en este caso ha acabado por ceder su regidor a los populares.
  • La madurez de la democracia ha conllevado una nueva conciencia social,  fragmentando los viejos sacos de votos incondicionales y disociando la intangible unión conceptual entre clase obrera y progresismo. Este aspecto, unido a que los vecinos de Badalona tenemos una concepción de ciudad federalista, en la que cada barrio es un pequeño estado, ha llevado al PSC a no poder repetir los exitosos resultados de campañas anteriores. Pese a que Jordi Serra ha liderado la mejor etapa de la democracia en Badalona, recibiendo la aprobación de los ciudadanos, y el reconocimiento de que Badalona ha mejorado a un ritmo excepcional, la apuesta por grandes e importantes proyectos en clave de ciudad (plaza Pompeu Fabra, Metro, nuevo Paseo Marítimo, el Puerto, Centro Cívico el Carme, zona deportiva de Can Cabanyes l’Escorxador, la B-500… etc)  no se ha traducido mayoritariamente en votos, puesto que los vecinos no han votado en clave de ciudad, si no en clave de Barrio. Este aspecto unido a la coyuntura de crisis general, que siempre castiga al gobierno sea del color que sea, el desgaste de la marca PSC y PSOE, el desgaste propio de tirar adelante una ciudad durante 32 años, y la campaña electoral durísima y permanente del PP durante más de 4 años, han llevado a que podamos considerar que el resultado del PSC manteniendo sus nueve ediles y subiendo en votos ha sido un gran resultado, a la vez que el hecho de perder las elecciones ha sido un serio aviso. El PSC no puede caer en la autocomplacencia de pensar que el resultado ha sido culpa de los demás, sino trabajar para recuperar un espacio amplio de izquierdas en la ciudad de Badalona,  no confundir ni a la sociedad con el socialismo, ni a los líderes sociales con la sociedad. Para una lectura en clave interna del PSC, recomiendo leer pausadamente el blog de Antoni Abellán.
  • La pérdida de 2 ediles de Iniciativa per Catalunya els Verds es consecuencia en parte de cierta bipolaridad PSC-PP que se ha producido en estas elecciones, de la crisis de las izquierdas verdes a nivel europeo (cuando falta el dinero, sobra el medio ambiente), de una labor de oposición muy desestructurada y utópica durante cuatro años, y finalmente a una campaña electoral donde no ha sabido encontrar su espacio, como partido anti-pp pero a la vez anti- gobierno. Su mensaje no ha llegado nítido a la sociedad.
  • Y por último la atomización de la izquierda nacionalista y la falta de entendimiento entre todos, ha condenado a ERC a perder toda su representación municipal. No entiendo porqué en Badalona no han hecho el mismo pacto ERC-SI que en Barcelona, puesto que hoy tendrían su merecida representación en el Consistorio. Es una lástima que las muchas personas de la izquierda nacionalista de Badalona no se puedan sentir representados. Tienen por delante cuatro años muy difíciles.

Una vez ya constituido el Ayuntamiento y por el bien de la ciudad sólo me queda que desear un buen trabajo al gobierno, y un mejor trabajo a la oposición. 

Este primer artículo ha servido para situar el estado de la cuestión, soy consciente que he pasado por alto temas que darían para hablar largo y tendido. Es por ello que dedicaré los siguientes post a hablar detenidamente de los resultados del Partido Popular de Badalona, de los pactos post-electorales (y del segundo patrón que nos falta), de la inmigración, y de la reconstrucción del espacio progresista, entre otros muchos temas que vayan surgiendo en nuestra ciudad.

Atentamente,

Christian Carneado

A %d blogueros les gusta esto: